Nuestra herida y fragmentada ciudad a un mes del 19S

un mes del 19S
Foto: Pixabay.

Hoy, se cumple un mes del 19S, de cuando sucedió lo inesperado tras el movimiento telúrico que sacudió varios estados del país, dejando miles de damnificados, cientos de muertos, edificios colapsados, casas fragmentadas, terribles y dolorosas imágenes que jamás podremos olvidar.

Tras recordar el sismo del 85, que también dejó irreconocible a nuestra querida ciudad, se vuelve a presentar un sismo similar el mismo 19 de septiembre, un movimiento que hizo renacer el terror y la angustia, donde por un momento, nos sentimos tan vulnerables e inseguros con nuestros pensamientos enfocados en encontrar a nuestras familias, momentos, que difícilmente se borrarán de nuestros pensamientos.

Nuestra ciudad de México herida y fragmentada

Después de la pesadilla, tuvimos que incorporarnos a la vida diaria, a la aparente “normalidad”; siempre con el temor de que los edificios no colapsaran, que las escuelas donde asisten nuestros hijos fueran completamente seguras, nuestro lugar de trabajo fuera lo suficiente estable para poder continuar, rogando que los inmuebles fueran evaluados correctamente.

un mes del 19S
Foto: usuarios Redes.

A pesar de ello, muchos sentimos movimientos en nuestros corazones de modo oscilatorio, tan común como un estornudo, que nos ha dejado alerta ante cualquier ruido, alarma, incluso el más pequeño ventarrón nos ha mantenido con los ojos bien abiertos, incluso en las noches, donde para otros más, es normal que a un mes del terremoto, tener un sueño de cuatro o tres horas (o lo que se pueda dormir), como si estuviéramos en la guerra con el rifle al pecho cuidando nuestro pelotón.

Ayuda y solidaridad en el S19

La catástrofe natural que enfrentó México hizo conmover al mundo y dejar de pensar un momento en las diferencias, religiones, edades, razas, el mundo entero se unió para recordarnos que nuestros hermanos, no se limitan a dos o tres, somos el mundo entero.

un mes del 19S
Foto: MentePost

El apoyo de cientos de personas que arriesgaron sus vidas en el S19 fue inspirador; por mostrar ese valor y tenacidad al rescatar a cientos de personas atrapadas en los escombros, para lograr regresarlas del entierro a la vida, porque muchos, volvieron a nacer, y como toda tragedia, muchos no corrieron con la misma suerte.

Las donaciones, sus muestras de amor, cambiaron nuestra manera de ver las cosas, dejamos de criticarnos los unos a los otros y es así, cuando empezamos a recordar como respirar y mantener a los que perdimos en nuestros recuerdos, donde su llama sigue encendida, y permanecerán en nuestras oraciones, donde seguimos soñando que volverán.

un mes del 19S
Foto: MentePost.

Unidos somos más fuertes

Al enterarnos que muchos edificios habían colapsado, todos nos unimos de algún modo, donando alimentos, brindando nuestra solidaridad para poder hacer las cosas más rápido, dando la mano, dando las dos, sacando de casa lo que podíamos para cobijar a alguien, incluso, para tan sólo brindar un vaso de agua

Y así, nos dimos cuenta que somos una gran familia, que podemos llorar con el que se encuentra a lado y no sentirnos avergonzados, porque a todos nos dolió, nos fragmentó, nos despertó, y nos hizo más fuertes, y ahora más grandes.