China conquista, explora y experimenta en el lado oscuro de la Luna

China el lado oscuro de la Luna planta
Imagen del lado oscuro de la Luna. Foto: CNSA.

China sigue captando la atención del mundo, ahora por el alunizaje exitoso e histórico en el lado oscuro de la luna de pasado 3 de enero de 2019, gracias a la misión Chang’e-4, y más aún, por lograr sembrar y brotar las primeras semillas de plantas en la zona.

La misión Chang’e-4, comandada por el jefe de diseño del Programa de exploración lunar de China, Wu Weiren, logró un alunizaje exitoso que, por 12 minutos de maniobras y una vez muy cerca de un cráter en el famoso “lado oscuro de la luna”, logró tocar la superficie lunar para dar inicio (y seguimiento), a la exploración jamás realizada por el hombre.

China el lado oscuro de la Luna planta
Alunizaje de la sonda Chang’e-4 el pasado 3 de enero de 2019. Foto: CNSA

De acuerdo con la Administración Espacial Nacional China (CNSA), o la Agencia Espacial de China, la misión realizada con una sonda espacial y el trabajo de cientos de colaboradores y científicos internacional, ha logrado captar imágenes 360, diversas muestras de la geología y temperatura de la zona jamás explorada.

Un logro para la misión y para el avance en la conquista del espacio por parte de China ya que de acuerdo a la CNSA, se esperan cuatro misiones más en los próximos meses y años, orientados a continuar explorando y abriendo paso al regreso del hombre en la Luna.

Por supuesto se trata de una trabajo en equipos ya que la misión Chang’e-4, cuenta con el apoyo de países como Holanda, Arabia Saudita, Estados Unidos, y Rusia, este último, en un trabajo colaborativo entre científicos que analizan las altas temperaturas de hasta menos 180 grados celsius.

Vida en la Luna

Y no sólo es una conquista con máquinas, la misión fue más allá, y aunque parezca sencillo, se trata de la primera (o hasta ahora conocida) plantación y germinación de semillas de algodón en la Luna.

China el lado oscuro de la Luna planta
Primera planta de algodón en la Luna. Foto: CNSA.

De acuerdo con Xie Gengxin, el experimento y plantación se realiza por medio de la instalación de un tubo con el cual se dirige la luz natural de la superficie de la Luna hacia la plantación y así hacer crecer las plantas.

El siguiente paso de la misión es el lanzamiento de la siguiente etapa con la sonda Chang’e-5, con la cual se recolectará 2 kilogramos de muestras para regresar a la Tierra para investigación.

Un proyecto que coloca a China en un momento clave y de liderazgo en la exploración y ciencia espacial ya que también se proyecta realizar exploraciones a Marte y a Jupiter  en el 2020.

Porque al final, se trata de un trabajo en equipo para explorar nuevos planetas, espacios y en este caso, experimentar, sembrar y cosechar las primeras semillas de vida en el que hasta ahora, ha sido nuestro satélite natural; aquella solitaria, lejana, muy apreciada y muy poco conocida (hasta ahora), nuestra querida Luna.