Los premios Oscar 2017, el show del desorden

premios Oscar 2017
Foto: oscar.go.com

Los premios Oscar 2017, fueron un total desorden, pero el evento siempre llama la atención de distintos públicos y, aunque existen otros premios similares, el domingo de Oscares, es el evento del año para el cine comercial.

Premios Oscar 2017, el error y el desorden

Los oscares (como se estila nombrar al evento), siempre cargan el título de ser los premios ya anunciados, y que por razones casi siempre injustas, acaban ganando quienes no esperábamos. Como cada año, el día de ayer, todas y todos se convirtieron en expertos y críticos de cine, se protestaba por las decisiones irrefutables de un jurado (el de “la academia”, como lo llaman), y que como siempre, crea un ambiente de mensajes comerciales para provocar a una audiencia que acudirá durante el año a ver las películas premiadas.

premios Oscar 2017
Foto: memes internet

Los premios Oscar del 2017, se recordarán por el error al nombrar otro ganador a la mejor película, y por demostrar al mundo (porque vaya que logra audiencia mundial), que EU es una nación dividida y que también pueden cometer errores.

México y los Premios Oscar

Para el caso de Mexico, los premios ahora llaman más la atención, por la participación de mexicanos que han recibido reconocimientos y se “han llevado la noche”, y que en esta ocasión, no los vimos participar, quizá porque están cuidando su imagen o simplemente “ya sería demasiado” más premios, o más bien, mantienen un perfil orientado a no producir en serie, sino con tiempo y con calidad.

Ahora, el toque nacional lo dio el actor mexicano invitado, Gael García Bernal, haciendo lo propio (muy bien al manifestar su rechazo a todo muro que divida), y aprovechando para levantar la voz y ser, tristemente (porque no es su papel), de los muy pocos portavoces con fuerza y que gracias al micrófono y rating, se animan a levantar la voz al manifestar la nota político social del momento, ante una audiencia local (y mamona), que en su mayoría se suena o sabe a racismo puro.

Es un hecho que los premios oscar no son el reconocimiento mundial del cine, sí de aquel con que la mayoría persigue en busca del reconocimiento de una audiencia masiva, por el derroche de rating otorga y porque ahora más que nunca, además de ver si se asoma un mexicano, latino o de color, quien aprovecha para levantar la voz saliéndose del guión, quién de los nominados manifiesta su rechazo al evento con cara de “caca” y más aún, competir un día después en la oficina por ver quién se “chuto”, todos los oscares y quién, a partir del lunes después de los oscares, ya es el nuevo experto en cine.