Trump y la ‘Tolerancia Cero’, un acto atroz contra niños inmigrantes

0
Trump política Tolerancia Cero
Foto: Pexels.

La política inmigrante denominada “Tolerancia Cero”, impuesta por el presidente de Estados Unidos Donald Trump, la cual fue adoptada en enero de 2017, ha llegado a extremos atroces, al atentar contra los derechos humanos de cientos de niños centroamericanos.

Lo anterior, de acuerdo con un comunicado publicado el día de hoy por la UNAM, en el cual, se rechaza de forma categórica, las acciones realizadas por Trump que, claramente atenta contra los derechos humanos de cientos de infantes.

Tolerancia Cero, atenta contra los derechos humanos 

Debido a la aplicación de la política “Tolerancia Cero”, cientos de niños centroamericanos han sido retenidos en la frontera sur de Estados Unidos y en un acto cruel, han sido separados de sus padres desde octubre del año pasado. Un acto que ha denunciado la Oficina del alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Por su parte, la portavoz de la ONU para los Derechos Humanos Ramina Shadasani, solicitó al gobierno de Estados Unidos, que deje de “criminalizar”, lo que como máximo debería ser una falta administrativa: la entrada o estancia irregular en el país.

Los niños migrantes

Ante las políticas migratorias impuestas por el gobierno de Donald Trump, miles de niños de diferentes nacionalidades, han sido retenidos y separados de sus familias forzosamente, ademas, han sido confinados en bodegas, a lo largo de la frontera con México.

De acuerdo a la ONU, Estados Unidos ha separado a cerca de 2000 niños de sus padres que mantienen detenidos en la frontera con México.

Dichas medidas son un caso claro de discriminación y descuido a la protección de los derechos humanos de los infantes, ya que los mantienen dentro de jaulas metálicas, bajo la vigilancia de agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, además carecen de personal capacitado para el cuidado infantil.

Por su parte, Zeid Ra’ad Al Hussein, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos humanos, expresó en días recientes, que dichas acciones son inadmisibles, debido a que violan el principio del interés superior de los niños al bienestar y a la vida con su familia, reconocido en el derecho internacional.

Ramina Shadasan, expresó que el hecho de separar familias y detener menores de edad representa una “violación grave de los derechos del niño”. Insistiendo en que los niños, nunca deberían ser detenidos debido a razones vinculadas a su estatuto migratorio o al de sus padres.

De igual manera señaló que la migración irregular NO es un delito, y no debe emplearse a los niños para inhibir a inmigrantes potenciales.

El portavoz de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) William Spindler, explicó que la detención “debería ser el último recurso” y se deberán tomar medidas para asegurar la unidad familiar, debido a que estas familias salieron de diferentes países centroamericanos donde la población sufre altos niveles de violencia.

La situación y postura del gobierno de Estados Unidos, se ve apoyada por la desisción adoptada este martes, de salir definitivamente del Consejo de Derechos Humanos (DDHH) de la ONU, lo cual fue declarado ante la prensa internacional, por parte de la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Hale.

Dicha decisión fue adoptada de igual forma por el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, quien apoyó la confirmación de Haley al calificar al Consejo como un órgano “hipócrita”.

Fuente: UNAM, ONU.