La importancia del consentimiento en el respeto a la mujer

consentimiento en el respeto a la mujer
Foto: ONU Mujeres- Nana Wipaphan Wongsawang. Foto: Prachaya Phetvisit

Cuando hablamos del respeto a la mujer y, ante un ataque sexual, es muy importante tomar en cuenta el concepto del “consentimiento”, ya que muchas veces, se desvirtúa el contexto para exculpar a los agresores.

De acuerdo con un artículo de ONU Mujeres, cuando se utilizan expresiones como: “No dijo que no”, “habíamos bebido mucho”, se pueden entender como el consentimiento para realizar acciones como acoso y ataques sexuales, por lo que hay que tomar en cuenta que, Cuando se trata de consentimiento, no hay límites difusos.

Un ejemplo: No puede haber consentimiento libre y pleno si alguna de las partes implicadas es menor de edad. Por lo tanto, el matrimonio infantil es un acto no consentido.

La importancia de conocer a fondo el concepto del consentimiento, radica en que el mismo,  se debe dar sin presiones, es decir, no engañar, forzar o amenazar a alguien para que diga que sí ya que nadie, puede dar su consentimiento para realizar alguna acción, si está inconsciente o en un estado mental alterado (como estar bajo los efectos del alcohol o las drogas).

Creando una cultura del consentimiento convencido

En dicho artículo, los especialistas de ONU Mujeres, resaltan la importancia del consentimiento, ya que sin el mismo, significa violencia doméstica, violación o agresión sexual, delitos castigados por la ley.

consentimiento en el respeto a la mujer
Foto: ONU Mujeres

En ese sentido, se busca consolidar un ambiente y cultura del consentimiento convencido, lo cual se puede lograr cuando todo el mundo cambie de forma consciente su forma de relacionarse con los demás, enseñando a las niñas y a los niños la importancia del consentimiento desde la infancia, para fortalecer el conocimiento de sus derechos.

Como ejemplo a este camino de respeto a la mujer, en el 2015, la joven activista tailandesa Wipaphan Wongsawang inició el proyecto Thaiconsent, con el cual se puede contar con  espacios para que las mujeres y los hombres dialoguen sobre las relaciones sexuales.

Dicha campaña, busca que la población distinga la diferencia entre “sexo consentido” y “sexo no deseado”, estableciendo conversaciones y acuerdos, así como lograr que los hombres y los niños participen en el debate sobre el concepto de masculinidad.

Fuente: ONU Mujeres.