ONU-DH condena asesinatos de activistas y periodista en México

ONU-DH condena asesinatos de activistas y periodista en México
Protestas de grupo de campesinos que exigen justicia en Chiapas. Foto: Twitter@isain

Tras los asesinatos de los activistas y defensores de los derechos humanos, José Santiago Gómez Álvarez y Noé Jiménez Pablo, en el Estado de Chiapas, y el del periodista José Rafael Murúa Manríquez, en el Estado de Baja California, el El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en México, Jan Jarab, deploró los lamentables hechos.

El pasado 22 de enero, el representante de la ONU, Jan Jarab, indicó que México, necesita invertir en el creciente patrón de riesgo al que se enfrentan los defensores de los derechos humanos y periodistas, ya que las actividades que realizan ambos, es un trabajo en conjunto con acciones fundamentales para un Estado democrático.

“La violencia contra quienes defienden derechos humanos o informan tiene profundas raíces y es necesario impulsar cambios estructurales para atajarla”, Jan Jarab.

Desde el primero de enero de este año, han fallecido dos defensores de los derechos humanos y un periodista en México, mientras que el 2018 fueron asesinados 13 activistas y 12 reporteros, respectivamente.

Para el caso de de los defensores de los derechos humanos, Noé Jiménez Pablo y José Santiago Gómez Álvarez, fueron atacados por un grupo armado y desaparecidos el 17 de enero y el 18 del mismo mes, fueron localizados los cadáveres en la localidad de Amatán, en Chiapas.

Por su parte, el periodista, Rafael Murúa Manríquez, desapareció el 19 de enero y posteriormente fue encontrado el cuerpo sin vida en Santa Rosalía, cabecera del municipio de Mulegé, en el Estado de Baja California Sur.

Los tres casos indicados ya contaban con denuncias de amenazas, incluso señalaron a los responsables a representantes de las autoridades, por lo que Jan Jarab señaló que se deben abrir líneas de investigación un posible vínculo con servidores públicos.

De acuerdo con Jarab, el hecho de que, tanto el Sr. Murúa como el Sr. Jiménez fueran beneficiarios del Mecanismo de Protección, debe llevar a una profunda reflexión sobre su eficacia. Las medidas de protección otorgadas, así como su implementación, efectividad y seguimiento, deben ser analizadas y evaluadas.

El el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en México, solicitó una investigación rápida y efectiva que sirva para esclarecer los crímenes, de igual manera expresó sus condolencias a los familiares y amistades de los fallecidos.

Fuente: ONU.