Israel usurpa recursos naturales palestinos
Planta de energía atacada en Gaza. Foto: ONU. Shareef Sarhan

De acuerdo con el informe presentado al Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, el relator especial Michael Lynk, denunció que Israel, utiliza los recursos naturales del territorio palestino ocupado, afectando el medio ambiente y robando a los palestinos activos vitales, lo cual les impide disfrutar de su derecho al desarrollo.

El relator de la ONU, indicó que dicha usurpación de recursos naturales, afecta los derechos humanos ya que como un país soberano, debe utilizar los propios, lo cual se trata de una acto con consecuencias sumamente discriminatorias.

Ante el bloqueo de 12 años por parte de Israel y las guerras asimétricas, han dejado a la zona de Gaza, con afectaciones en su infraestructura, prácticamente paralizada y con una escasez de electricidad casi constante.

Israel usurpa recursos naturales palestinos
Michael Lynk, relator especial sobre la situación de los derechos humanos en los territorios palestinos. Foto: ONU.

De acuerdo al informe de Lynk, a partir de 2017, más del 96% del acuífero costero de Gaza (la principal fuente de agua para los residentes de la zona), se ha vuelto inadecuado para el consumo humano, ya que la extracción excesiva para dar de beber la población extremadamente densa de Gaza y la contaminación con aguas residuales y agua de mar.

Casi 200  familias palestinas en Jerusalén Este, corren el riesgo de desalojo forzoso, y la preocupación por los crecientes ataques a los defensores de los derechos humanos.

Israel usurpa recursos naturales palestinos
Planta de energía atacada en Gaza. Foto: ONU. Shareef Sarhan

Ante el grave problema que atenta contra los derechos humanos en Palestina, Lynk detalló que los estados, están obligados a garantizar la protección de los derechos humanos y que no se vean afectados por los daños ambientales, así como adoptar marcos legales e institucionales, los cuales brinden protección contra cualquier daño ambiental.

El informe detalla también el uso continuo de fuerza excesiva por parte de las fuerzas de seguridad israelíes, contra los manifestantes en Gaza y la situación humanitaria cercana a la catástrofe en el territorio causada por el bloqueo.

Fuente: ONU.