Dietas orientación médica desnutrición
Foto: Pixabay.

Contar con un orientación médica es fundamental hoy en día, así como cuidar los posibles casos de desnutrición al seguir dietas que no cuentan con un control adecuado para bajar de peso y sin el apoyo de un especialista, ya que de no ser así, se puede correr el riesgo de presentar deficiencias de vitaminas y minerales y otros padecimientos.

Lo anterior, fue detallado por la Doctora Fonz Mas, médica adscrita al Servicio de Endocrinología del Hospital Juárez de México, con motivo del Día Internacional del Nutriólogo, celebrado el pasado 27 de enero.

Fonz, indicó que las dietas que no son asesoradas por un especialista, en la mayoría de los casos, se corre el riesgo de presentar deficiencias de vitaminas y minerales, ocasionando diferentes niveles de anemia, infecciones, debilitamiento y cambios hormonales.

Dietas orientación médica desnutrición
Foto: Pixabay.

De acuerdo con Fonz Mas: Alimentarse no significa estar bien nutrido, ya que se puede ingerir cantidades excesivas de alimentos, pero poseer a la vez, desnutrición a nivel de micronutrientes (vitaminas A, B, C y ácido fólico) así como minerales como el Hierro, Yodo, Calcio y Zinc, que sirven para protegernos de las enfermedades.

Con lo anterior, la especialista de la salud, recomienda una dieta sana que incluya todos los grupos de alimentos tales como frutas, verduras, cereales, carnes magras, pan y tomar agua como mínimo, un litro al día.

Dietas orientación médica desnutrición
Foto: Pixabay.

Horarios de comida

De igual manera, la Doctora destacó la importancia de establecer horarios de comida, cada cuatro horas y tomar cinco alimentos al día, así mismo evitar el consumo de grasas saturadas, harinas refinadas, azúcares y el consumo de alcohol,

Se sugiere realizar una desintoxicación una vez a al mes, para reducir el exceso de toxinas e impurezas que se acumulan en el organismo, misma que no se recomienda en menores de edad.

Finalmente, Fonz indicó que existen diferentes tipos de desintoxicación, que se pueden realizar consumiendo jugos de frutas y verduras pro bióticos, cítricos, jengibre, agua simple y el ajo, entre otros, los cuales ayudarán a mejorar el funcionamiento tanto del intestino como del hígado.

Fuente: Secretaría de Salud de México.