Informe de UNICEF a un año de los sismos que sacudieron a México

Informe de UNICEF sismos México
Foto: UNICEF.

En días recientes, UNICEF presentó un informe sobre la situación humanitaria de la infancia y la adolescencia, con motivo del primer aniversario de los sismos que sacudieron a México.

Los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, afectaron a los estados de Chiapas, Ciudad de México, Morelos, Puebla y Oaxaca. Los terremotos causaron la muerte de 462 personas, de los cuales, 32 eran niños y niñas.

De acuerdo al informe de UNICEF, al día de hoy, no se cuenta con un sistema de información integral que no solo capture afectaciones en vidas humanas e infraestructura, sino también registre las afectaciones en el bienestar de las personas, sobre todo en hogares con niños y niñas afectados por desastres naturales.

Con lo anterior, UNICEF realizó un estudio cualitativo, con el objetivo de recabar los impactos que los sismos tuvieron en niños y niñas de dos municipios gravemente afectados (Jojutla en el estado de Morelos y Juchitán en el estado de Oaxaca).

El estudio se realizó por medio de sesiones de grupos focales que permitieron conocer en detalle las observaciones de la población, especialmente de padres y madres, maestros, así como de niños y niñas.

Para conocer el informe de apoyo y ayuda humanitaria de UNICEF sigue este enlace.

De acuerdo con UNICEF, se calcula que fueron afectadas por los sismos entre 16,000 y 19,000 escuelas, a finales de 2017, la Secretaría de Educación Pública anunció el inicio de la reconstrucción de escuelas, sin embargo a la fecha aún quedan muchas por atender.

El estudio se centra en analizar la situación de la población infantil y adolescente, posterior a las afectaciones de los sismos, centrándose en los siguientes temas: nutrición, salud, agua, saneamiento e higiene, educación, protección a la niñez y protección social.

Gracias al reporte presentado, se puede conocer el estudio y trabajo de UNICEF, como la puesta en marcha de una estrategia integral de WASH, con la cual se mejora el acceso a servicios de agua, saneamiento e higiene en los espacios temporales de aprendizaje de los estados más afectados.

Otras acciones de UNICEF, se centran en programas de nutrición y capacitación, así como acciones coordinadas para la respuesta ante la emergencia de dependencias federales (como la SEP).

UNICEF apoyó a más de 20 mil niños y niñas de los estados afectados, para que pudieran regresar a clases, pocas semanas después de los terremotos, gracias a la instalación de espacios temporales de aprendizaje y distribución de útiles escolares.

Fuente: UNICEF México.