Escritores mexicanos debaten acerca de literatura y diversidad sexual

literatura y diversidad sexual
Foto: INBA.

En pleno año 2018 la diversidad sexual es un tema que causa controversia, y las obras de literatura gay en México, son muy dadas a la autocensura, tal y como lo indicó el escritor Wenceslao Bruciaga, que junto con la escritora Alejandra Castro, colaboran en la revista Tierra Adentro.

Los escritores participaron recientemente en un debate de literatura y diversidad sexual, en el marco de programa de actividades “Escritura y diversidad sexual”, organizado por la Coordinación Nacional de Literatura del Instituto Nacional de Bellas (INBA), conjuntamente con otras instancias culturales federales y estatales.

Durante los meses de junio y julio del presente año, se realizará el cliclo “Escritura y diversidad sexual”, en diversas sedes de las Ciudades de México, Guadalajara y Monterrey.

Literatura y diversidad sexual

En la mesa de reflexión realizada en el Claustro de Sor Juana, Bruciaga abordó el tema de la diversidad sexual en la literatura, donde la calificó como un tema “demasiado complejo y que debe ser visibilizado”.

El escritor insistió en que en México, la literatura gay, está muy soterrada y escondida de y mencionó a los pilares literarios del género como como Salvador Novo y Carlos Monsiváis; escritores mexicanos que intentarón hacer cliché con a comunidad gay en sus obras literaria, pero ninguno de ellos, se centró más en la vivencia, en la cotidianidad de la diversidad sexual,

De acuerdo con el escritor Bruciaga, refiriendose a Salvador Novo, ilustraba un gay y una persona afeminada con el derecho de decir y juzgar a los demás, sin embargo si un heterosexual lo ataca entoces se convierte en homofóbico.

Al referirse a Carlos Moinsiváis, Bruciaga comentó que a pesar de que el escritor realizó mucho por la comunidad gay en México, para sobrevivir en la cultura en nuestro país es necesario poder hablar del tema, pero nunca salir del closet.

“Monsiváis sabía el juego cultural, sabía el juego de las instituciones;
aun así él lo decidió y le sacó una ventaja al closet”.
Wenceslao Bruciaga.

Literatura gay mexicana

De acuerdo a Bruciaga, la literatura gay mexicana es muy contenida. Una opinión basada en su trayectoria como la autoría de obras como: Un amigo para orgía del fin del mundo, un texto provocador que recopila sus columnas en el diario Milenio de México y de algunas revistas alternativas, además de la novela: Funerales de hombres raro.

Al hablar de la literatura gay en México, se consideran autores contestatarios como Luis González del Alba, sin embargo al final maneja temas muy heteronormales, en donde el escritor puntualizó que, al tener la oportunidad de escribir este tipo de literatura, falta que los escritores “salgan del closet” y se acerque más a la comunidad LGBTI.

Por su parte, la dramaturga Alejandra Castro quien expuso el tema del lesbianismo, indicó que el nacimiento del movimiento en el siglo XIX, se dio porque no era aceptado, por represiones ya sea por ser mujer y además ser lesbiana, por lo que en esos años, no se concebía que pudera existir sexo sin penetración, es decir, la era donde dominaban los hombres a costa del sometimiento de la mujer.

La escritora Castro insistió en que a la literatura lésbica le falta “clavarle bien las uñas, los dientes y todo corazón” ya que si bien, “se construye una ciudad más abierta, esta sociedad necesita que se hablen de todos los temas posibles”.

Fuente: Secretaría de Cultura. INBA.