Células madre - Hirschsprung
Foto: pixabay.com

Gracias a una reciente investigación científica, se ha logrado un importante avance en el tratamiento de la enfermedad de Hirschsprung con el trasplante de células madre, lo cual ha aportado nuevos elementos en el tratamiento de los trastornos funcionales digestivos.

Lo anterior, tras una investigación realizada con células madre, por parte del neurobiólogo Heather Young, de la Universidad de Melbourne Australia y publicada el 28 de marzo de pasado del presente año.

Las células madre fueron tomadas del mismo intestino, trasplantándolas en las secciones del intestino en donde la función nerviosa, es prácticamente nula.

Células madre - Hirschsprung
Foto: pursuit.unimelb.edu.au

La enfermedad de Hirschsprung

La enfermedad de Hirschsprung, afecta a 1 de cada 5000 nacidos, y se puede diagnosticar, por la obstrucción intestinal al nacer lo que impide al bebé defecar; los médicos deben realizar estudios las primeras 48 a 72 horas, ya que la pared intestinal no empuja la leche que ingiere el bebé, provocando que se obstruya, “algo similar al bloquear una manguera para incendios”, comenta el neurobiólogo del desarrollo Heather Young, de la Universidad de Melbourne.

Gracias a este avance y esfuerzo científico, se puede lograr un tratamiento más avanzado para un padecimiento muy complicado, en el cual, los pacientes tiene que contar con tubos de alimentación intravenosa durante toda su vida (en los casos más graves), por lo que dicho esfuerzo, representa una esperanza para lograr una vida más saludable, ante la complicada enfermedad detallada.

Uno de los retos del Prof. Young es, lograr contar con una mayor cantidad de células madre, para así realizar trasplantes más exitosos. Este caso es sin duda, un futuro prometedor para los pacientes con trastornos funcionales digestivos.