Diego Luna, el nuevo Scarface región 4

Diego Luna cara cortada
Foto: youtube.com - Team Coco

A finales del mes de enero se anunció que el actor mexicano Diego Luna, protagonizará la nueva versión de la película “Cara cortada” (Scarface).

Aunque se han realizado varias versiones de la historia de “Cara cortada”, la versión del año 1983, que protagonizó el primer actor Al Pacino, es reconocida tanto por el guión, de Brian de Palma, la dirección de Oliver Stone (“ahí nomas”), y por la gran actuación de Pacino, el cual fue nominado al globo de oro en 1984.

El tema principal del film se basa en la trayectoria y ascenso de un joven de origen cubano que llega a EU y se convierte en narcotraficante, hasta llegar a ser líder del principal cartel de la ciudad de Miami de los años ochenta.

El famoso personaje de Tony Montana, quedó marcado por la maravillosa actuación de Al Pacino, mostrando un papel sumamente agresivo, tenaz y propio del ambiente que vive un capo en su vida delictiva. El reto de Diego Luna es, lograr superar o integrar un nuevo perfil del personaje, lo cual es muy probable porque Diego es un gran actor, su asenso en el Cine de Hollywood ha sido admirable.

Diego Luna y Scarface

Tal y como titulamos este artículo, y a modo de analogía, Diego Luna representa a una región 4 (como se la clasificación en los dvds), ya que cuenta con el talento para representar a un nuevo scarface, con un estilo único, incluso con más cercanía al personaje latino, y que “en una de esas”, supera a la interpretación de Pacino.

Bien por el actor Diego Luna y su admirable trabajo también al demostrar su compromiso con el cine nacional, con el proyecto de cine independiente “Ambulante”. Así como poniendo en alto el talento artístico de México ante el mundo. Sólo esperemos que siga esa racha de trabajo continuo y que no “pierda el suelo”, aceptando papeles que afecten su trayectoria, porque al final, Luna es un gran actor, no es un político ni redentor del pueblo latino, como muchos actores y actrices nacionales acostumbran posicionarse una vez que triunfan en el cine extranjero.