Mutilación genital femenina, un acto inaceptable, ONU

0
mutilaciongenitalnoticia.png
Foto: ONU.

Al día de hoy, el terrible acto de la mutilación genital femenina, continúa practicándose en algunas poblaciones del mundo. Un acto que atenta contra los derechos humanos y la vida de millones de mujeres que se enfrentan a una práctica, que se ha realizado de generación en generación.

Mutilación genital femenina (MGF): todos los procedimientos consistentes en alterar o dañar los órganos genitales femeninos por razones que nada tienen que ver con decisiones médicas, un acto de violación de los derechos humanos de las mujeres y niñas (Fuente: OMS).

Mutilación genital femenina

De acuerdo a la ONU, 200 millones de mujeres y niñas han sido sometidas a la mutilación femenina, y si hablamos de los próximos 12 años, en algunos de los 30 países donde se continúa realizando, se puede llegar a calcular que, 68 millones de niñas pueden ser sometidas a dicho acto violento.

Mutilación genital femenina
Prevalencia de la mutilación genital femenina en África del 1997 al 2006. Foto: UNICEF.

De acuerdo con el Secretario General de la ONU, António Guterres, se continúa la ardua labor de hacer valer los derechos de millones de niñas, para asegurar que el acto de la mutilación genital femenina, constituye una violación manifiesta de los derechos humanos de las mujeres y las niñas, y se encarga en poner en acción concertada y urgente para evitar nuevos casos.

Como cada 6 de febrero, el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina 2018 (#EndFGM), se enfoca en conjuntar un esfuerzo mundial y con el trabajo constante de el UNFPA y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en apoyo al programa mundial para acelerar la eliminación de la mutilación genital femenina, actualmente centrado en 17 países de África.

Desde el año 2008, más de 25 millones de personas en alrededor de 18 mil comunidades en 15 países, han expresado su rechazo a esta práctica, por lo que a nivel global, se ha reducido el problema en casi en una cuarta parte desde el año 2000.

De acuerdo con la UNICEF y UNFPA, se requiere aumentar la inversión y obtener un compromiso redoblado, de igual manera una mayor participación comunitaria y mujeres y niñas más empoderadas, para lograr terminar con esta práctica, tal y como se plantea en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5, en el punto de igualdad de género, que busca la eliminación de la mutilación genital femenina para el año 2030.