El nopal, una esperanza alimentaria ante la sequía mundial, FAO

0
Nopal FAO
Foto: Pixabay.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO, ha logrado reunir a expertos en herbolaría y en la planta del nopal, o catus, con el fin de asesorar a los agricultores en el uso y aprovechamiento adecuado, ya que cuenta con grandes propiedades y con frecuencia está sobrevalorado.

De acuerdo a la FAO, el nopal perteneciente a la familia de cactáceas, tiene mucho que aportar, en especial si se cultiva en lugar de la planta silvestre, ya que la mayoría de las especies del género Opuntia, se pueden consumir, por lo que se ha logrado introducir a 26 países, y gracias a su gran resistencia, la convierte en último recurso y parte integral en los sistemas agrícolas, ganaderos sostenibles y agricultura resiliente.

Nopal FAO
Foto: Pixabay.
El nopal pertenece a la familia de las cactáceas, y el término viene de Cactus, del latin vocablo “griego “káctos”, es decir una especie de cardo espinoso.

Dada la importancia del nopal en el mundo, la FAO y el Centro Internacional de Investigación Agrícola en las Zonas Secas (ICARDA), presentaron en meses recientes, el libro: Ecología, cultivo y usos del nopal (Crop Ecology, Cultivation and Uses of Cactus Pear).

Nopal FAO
Foto: FAO.

El estudio, es un compendio muy completo con información actualizada sobre los recursos genéticos de la planta y la fisionomía, así mismo la preferencia del suelo, vulnerabilidad a las plagas y además consejos para explotar las virtudes culinarias de la planta.

En México las cactáceas se conocen como nopales, pitayas, garambullos, biznagas, peyotes, órganos, juncos candelabros, cardones o cardenches.

El nopal y su fotosíntesis única

El nopal realiza un un tipo especial de fotosíntesis, es decir, el metabolismo ácido de las crasuláceas, lo cual les permite absorber agua durante la noche y así poder crecer en zonas desérticas como en Israel e Italia.

En México, la planta es utilizada desde hace siglos, ya que debido a la extensa área de zonas áridas, ha permitido que crezca en abundancia, sin embargo para muchos países en el mundo, que desconocen las propiedades, serviría de gran aliado para combatir la hambruna.

Foto: FAO.

De acuerdo a Hans Dreyer, director de la División de Producción y Protección Vegetal de la FAO, “El cambio climático y la creciente amenaza de las sequías son razones importantes para promover el humilde cactus al estatus de cultivo esencial en muchas áreas”.

En México, se consume el nopal de manera tradicional, las Opuntias, otra manera de conocer esta maravillosa planta, se cultiva en el medio natural en más de tres millones de hectáreas y se producen cada vez más mediante técnicas de riego por goteo en pequeñas explotaciones utilizadas para cultivo primario.

Compartir

Editora en jefe, investigadora social con gran experiencia en medios audiovisuales y digitales. Una millennial que transmite a otras generaciones un enfoque crítico y reflexivo del acontecer local e internacional.