Recordando a Janis Joplin, la mujer que cambió el rock

0
Janis Joplin
Foto: Elliot Landy- Janis Joplin-com/

La gran Janis Joplin nos dejó un día como hoy 4 de octubre, pero de 1970. Ese día, el mundo del rock perdió una estrella, un pilar de la música y que logró transmitir los sentimientos y la intensidad de la vida, a través de la música, el blues y el rock de los sesentas.

Janis Joplin

Janis Lyn Joplin, su verdadero nombre y que se inmortalizó en la historia del rock como el ícono Janis Joplin, la Yanis (en México), etc. Un símbolo de la juventud, de la contracultura y de la cultura hippie de la decada de los sesenta.

En el año de 1995, Janis Joplin ingresó al Salón de la Fama del Rock y diez años después en el 2005, obtuvo el premio Grammy póstumo, por su carrera de vida (Lifetime Achievement Award).
Janis Joplin
Foto: Elliot Landy- Janis Joplin-com/

The more you live, the less you die. Janis Joplin

Janis y su gran voz

Una mujer al parecer sencilla, que era toda una outsider en su niñez, y a través del canto y su conexión con el blues y el rock, nos regalo una de las mejores (si no la mejor), voces femeninas del rock mundial. Janis era una güerita que tuvo el privilegio de contar con una voz de cantante de color, y que además imprimió su propio estilo en el blues-rock, por lo cual, hay un antes y después en el rock, con su gran aportación.

Dese chavita, Janis cantaba en bares, en fiestas, etc., y demostró que su miopía y su siempre atormentada vida personal, no la detuvo a cantar con toda intensidad, a demostrar que las mujeres, también levantan la voz y se rebelan contra los hombres y la vida, y también rocanrrolean.

Así, hasta su última presentación en vivo el 8 de diciembe de 1970 en el “Harvard Stadium, en Cambridge, Janis derrochó pasión, angustia, confusión, dada su conexión con las drogas, (lo que la mató), pero siempre, la intensidad de su voz y su gran sonrisa.

De Janis conocemos cuatro álbumes de estudio, desde el Big Brother & the Holding Company de 1967 (la banda con la que hizo muy buen “match”), y muchos más en los que se ha recopilado sus presentaciones en vivo, sin duda, una de la grandes virtudes de “la Janis”, ya que interpretaba de forma magistral cada rola y con total intensidad tanto en la voz, como en su actitud “viajada” y desentendida, pero siempre con esa sonrisa “picarona”, triste pero cabrona.

Documental: Janis: chica azul, de Amy Berg

Un día para recordar a nuestra querida Janis, para escuchar y ver sus conciertos, para gritar al mundo que gracias al rock y a la voz de Janis, las mujeres y hombres, podemos ser libres de cantar y seguir viviendo con intensidad y mucho rock.

Saludos Janis.

Compartir
Editora e investigador social. Revolucionaria de las nuevas ideas. Reportera de cultura y entretenimiento con experiencia en medios audiovisuales y crítica de temas musicales.